Auverland A3

1.82k

 

 

Hace no muchos años, cuando se hablaba de un 4×4 o todoterreno, se hablaba de un vehículo espartano, sin concesiones al confort, en el que primaba la efectividad fuera de la bigshotrading com carretera a la comodidad en ella. Hace no muchos años, estos 4×4, no tenían altas potencias, ni llantas de más de 20”, ni sistemas electrónicos para controlar el mínimo deslizamiento o para bajar una pendiente sin tener que tocar el freno…..
Hace bastantes años que esto paso a mejor vida…..

 

 

 

 

 

Uno de los máximos exponentes de lo espartano, de la eficacia fuera de carretera y de la carencia de tecnología, es este 4×4 que “traemos” hoy, venido del país vecino y prácticamente desconocido en España.

 

 

 

 

Auverland es una fabricante frances de vehículos todo terreno, importados en España de la mano de Oasis Iberica y creada en los 80 por Francois Servanin. Auverland comenzó a producir su versión del Cournill 4×4 (UMM en Portugal) para dotar de vehículos al ejercito, bomberos, gendarmería y administración. En 1986, utilizando esta misma base presentó su propio todoterreno, el A4 de cuatro puertas y el A3 de dos, que es el vehículo que nos acompaña en este reportaje. Montado como un lego, toma sus elementos de diferentes marcas y aunque su diseño es un poco “peculiar”, sus cualidades 4×4 son inversamente proporcionales a sus acabados, aerodinámica o prestaciones en carreteras.

 

 

 

Quizás nada más ver sus lineas nos recuerde al Peugeot P4 o al Suzuki Samurai y no es para menos, ya que comparte diversas piezas con ellos, como las llantas, el motor y la caja. El Auverland está homologado para poder circular tanto sin capota como sin puertas, esta pensado para la montaña o el campo y ahí es donde se sacamos todo su potencial. Gracias a su pequeño tamaño se desenvuelve como pez en el agua en terrenos revirados, con su motor diesel sube por una pared y con su altura, el bache más grande nos parecerá una pequeña piedra.

 

 

 

 

Su única concesión al confort es la dirección asistida, la cual presta inestimable ayuda cuando el terreno se vuelve complicado o cuando hay que hacer una maniobra. Su motor, 1905cc diésel, atmosférico, de origen Peugeot, rinde
72 cv. En versiones posteriores se la añadió un turbo, gracias a el cual sube la potencia hasta los 92 cv, consiguiendo ponerse de 0-100 km/h en 18,2 seg. Nada mal teniendo en cuenta que se trata de un todoterreno.

 

 

 

Cuando echamos un vistazo al interior vemos que en Auverland sabían el uso que se le iba a dar, en las puertas salvo la maneta y un revestimiento de plástico no observamos nada más, quitar las puertas se vuelve un trabajo muy “facil”. Al echar un vistazo al salpicadero observamos el mismo plástico que tienen las puertas, quizás no sea lo más bonito del mundo pero si útil, pues se agradece que podamos limpiar todo fácilmente. El techo rígido también podemos quitarlo, dejando a la vista las barras traseras que nos protegerán en caso de impacto.

 



 

 

En definitiva un todoterreno como solo antes se hacían, pensado para hacer km y km por la montaña, pudiendo hacerle frente a cualquier obstáculo que encontremos. Gracias a estar construido con piezas de varios modelos nos va a ayudar a encontrar recambios cuando los necesitemos, quizás su diseño nos resulte “peculiar” pero seguro que a nadie dejará indiferente y será la primera vez que más de uno lo vea.

 

Post a Comment

You don't have permission to register